top of page
  • Área de Comunicación

Infantil Masculino A 6 - 0 EDF Torres de la Alameda

Los jugadores del Infantil Masculino A llegaban al inicio de temporada con una preparación técnico-táctica, física y mental de muy buen nivel.

Al margen de los nervios que todos tenían en el debut en un partido dónde ya hay en juego tres puntos, nuestros chicos afrontaban el partido con una confianza plena.

Durante la primera parte se dominó y controló el partido desde el principio hasta el final en todas las fases y zonas del terreno de juego; se presionó al rival en su campo y se manejó el balón con paciencia y tranquilidad. No se le concedió al rival ni un respiro para intentar organizar sus ataques, no podían trenzar jugadas y las recuperaciones ripenses en campo contrario siempre resultaban peligrosas. Cuando empezaron a jugar más directo, los balones quedaban cortos y ni siquiera los centrales locales tenían que hacer alarde de despejes aéreos. Cambiaron a un jugador de posición al poco tiempo para intentar salir mediante juego de cara, pero tampoco hubo soluciones. Prueba de que ello es que el portero local no tuvo que intervenir en ninguna acción peligrosa en la primera parte. La única problemática era el hecho de sólo haber marcado un gol y que, con tan poca renta, siempre es un motivo para que el rival tenga una posibilidad, por mínima que parezca, de empatar el partido en cualquier jugada aislada.

Tras el descanso, el segundo gol hizo efecto en la moral de los visitantes y, a partir del minuto 47, fueron llegando los goles uno tras otro de manera continuada en apenas quince minutos. Ya en el descuento, un balón al espacio dejó al delantero rival solo contra Edu, pero éste consiguió parar y desviar el tiro en su salida, certificando el gran partido del colectivo con una portería imbatida que también dice mucho del trabajo sin balón de nuestros chicos.

“Estos chicos no dejarán de sorprenderme para bien día tras día con su capacidad de lectura del partido y de las situaciones, las cuales hacen que anticipemos casi toda acción rival, ahogándoles en su propio campo y anulando absolutamente todos los ataques y las herramientas que tienen para intentar salir”, indicó Héctor Benito al final del encuentro. “No sabemos dónde está nuestro límite, pero sí sabemos dónde no está, con lo que empezar de esta manera siempre es un plus de confianza para seguir manteniendo los buenos hábitos en los entrenamientos que nos permiten rendir eficazmente en los partidos”, añadió.


Comentários


bottom of page