• Área de Comunicación

Infantil Masculino A 2 - 0 CDE Lugo Fuenlabrada B

El Infantil A cierra su pretemporada con buenas sensaciones de cara al comienzo de la competición.

Último partido amistoso antes de comenzar la competición el día 8 de octubre. Enfrente, el Lugo Fuenlabrada, equipo que disputa su competición también en Primera Infantil, pero en otro de los grupos. La charla previa al partido se centró sobre todo en aspectos tácticos en la salida de balón, así como la lectura del partido: saber qué jugadores corresponden a cada uno en nuestras zonas de intervención y cómo y con cuántos nos iban a presionar.

La primera parte fue perfecta, ya que el equipo dominó y controló el partido desde el principio hasta el final en todas las fases y zonas del campo; se presionó al rival en su campo y se manejó el balón con paciencia y tranquilidad cuando se recuperaba. No se le concedió al rival ni un momento de respiro para intentar organizar sus ataques, apenas pudieron trenzar jugadas y La Meca recuperó varios balones en campo contrario. Lástima que ese dominio solo se transformó en dos goles, siendo uno de ellos de muy bella factura, con una asociación de pases de lado a lado dentro del área rival que demostró la sangre fría y los pocos nervios de los locales.

En la segunda parte, el equipo rival hizo cambios en posiciones de sus jugadores más diferenciales, ubicándolos en el pasillo central del terreno de juego, lo que provocó que en transiciones con balones al espacio o en la lucha en el medio campo tuvieran alguna que otra opción de elaborar el ataque. Aun así, Ricky tan solo tuvo que actuar en un balón dividido tras un pase en largo que se colaba en el área con la carrera del delantero rival. La Meca insistió y tuvo dos ocasiones muy claras de gol que fueron salvadas por su portero y, sobre todo, mucha sensación de peligro cada vez que traspasaron la mitad de su campo, pero el balón no entró más veces y se llegó al final con el mismo marcador que al descanso.

“Creo que la primera parte del equipo ha sido excelente, es difícil conseguir que chicos de esta edad mantengan el orden y estén concentrados absolutamente los 35 minutos de cada tiempo y lo que es más complicado aún, que es controlar y dominar al rival con el balón y sin él”, explicó Héctor Benito al final del encuentro. “Llegamos bien preparados para el inicio de liga, tanto tácticamente como psicológicamente, sin olvidar que todavía tenemos muchas cosas que aprender y mejorar que seguiremos haciendo durante la temporada”, añadió.