top of page
  • Área de Comunicación

EF Arganda C 2 - 0 Infantil Masculino B

El Infantil B, que contó con numerosas bajas para el encuentro, sufrió una derrota en los instantes finales del partido ante el cuarto clasificado.

La Meca se desplazó a la Ciudad del Fútbol de Arganda para disputar la quinta jornada de la liga. Esta visita iba a estar marcada por las numerosas bajas con las que afrontaba el equipo el encuentro. El Infantil B intentó concentrar jugadores en el centro del campo y en la defensa con la ayuda de un medio centro defensivo que diera equilibrio tanto a la defensa como al medio. El partido se presentaba desigualado ante un conjunto local que promedia cinco goles por encuentro y que lucha por ascender de división, objetivo muy distinto al de nuestros chicos. El planteamiento funcionó a la perfección y se logró llegar con empate a 0 al término de los primeros 35 minutos. La primera parte tuvo muy pocas ocasiones y el equipo local entraba en desesperación ante el buen rigor táctico y defensivo de La Meca.

La segunda parte fue similar a la segunda pero la mala fortuna iba a cebarse con nuestros chicos ya que, en primer lugar, Mateusz y, en segundo, Marcos López, iban a caer lesionados al poco de comenzar la segunda mitad dejando al equipo ya sin cambios y con la defensa en cuadro. A partir de este momento, La Meca tuvo que recolocar a jugadores en posiciones no habituales y la diferencia se notó. Tan solo de esta forma, el equipo local iba a abrir la lata a falta de nueve minutos para el final del encuentro. Ya en los instantes finales, con La Meca buscando la heroica, llegaría el segundo tanto. Un duro e injusto golpe para los nuestros, ya que realizaron un partido tácticamente perfecto y lograron equilibrar las fuerzas contra un equipo que era claramente superior a nuestro Infantil B.

“Hemos competido contra el cuarto clasificado en su campo con un total de siete bajas por lo que me voy muy contento con el trabajo de los chicos que interpretaron mis instrucciones tácticas a la perfección”, explicó Sergio Villaseca al final del partido. “Era un partido ante un rival que lucha por el ascenso, que no es rival directo y a pesar de ello casi logramos el empate, por lo que, insisto, es para irse satisfecho”, añadió.


Comments


bottom of page