• Área de Comunicación

Infantil Masculino A 2 - 0 EMF Orusco

Victoria de gran prestigio del Infantil A ante el segundo clasificado.

La Meca de Rivas consiguió los tres puntos en la vigésimo segunda jornada ante un rival de gran nivel que se encuentra en los puestos altos de la clasificación y que cuenta sus partidos como victorias.

El Infantil A preparó a conciencia el partido durante toda la semana de entrenamientos conociendo el estilo de juego que iba a presentar el Orusco. El objetivo era estar bien posicionados, juntos y sólidos en defensa para contrarrestar el juego directo del Orusco y salir al contraataque buscando la espalda de los laterales que era el punto débil encontrado tras el partido de ida.


La primera parte fue de máxima igualdad, ya que apenas hubo ocasiones, pero la intensidad era muy elevada. Hoy se enfrentaban el segundo contra el tercer equipo menos goleado de la liga e iba a ser complicado ver muchos goles. Lo más destacado de la primera parte fue el gol anulado a Nico Posada por fuera de juego. Al descanso se llegó con el marcador inicial por lo que la segunda parte prometía ser de gran emoción.


La segunda parte fue controlada por el Infantil A, que subió un poco más aún la intensidad al encuentro. Las triangulaciones eran constantes y los pases en profundidad a los extremos empezaban a ser una pesadilla para el Orusco. Fruto de una gran combinación colectiva, llegaría el primer tanto del encuentro con un disparo inapelable de Aimar. El Infantil A sabía que era el momento de ir a por el segundo gol. La estrategia salió a la perfección y las ocasiones continuaban sucediéndose hasta que finalmente Iker lograría definir con mucha calidad un buen balón en profundidad, lo que supondría el segundo gol del encuentro y el delirio en las gradas ante la gesta que estaba consiguiendo el equipo en el día de hoy. A falta de ocho minutos para el final, el Orusco pasó a defender con tres jugadores concentrando hasta cuatro delanteros, pero el entrenador local respondió al instante con una defensa de cinco jugadores para evitar cualquier tipo de susto y dejar los tres puntos en Rivas.


“Estoy eufórico tras el partido de hoy, porque considero que ha sido la victoria más prestigiosa desde que entreno a este equipo”, explicó Sergio Villaseca al final del partido. “Trabajamos mucho cada semana y somos el segundo mejor equipo de la vuelta en cuanto a puntos lo que significa que el equipo mejora más que los rivales y eso nos llena de orgullo”, añadió el entrenador ripense. “Vamos a seguir apretando en cada entrenamiento para conseguir muchos más puntos de aquí a final de temporada”, finalizó muy convencido.