• Área de Comunicación

CD Coslada 0 - 5 Infantil Masculino B

El Infantil Masculino B sigue imparable con una gran racha de victorias a pesar de las bajas.

El equipo local planteó un partido con un bloque defensivo bajo, es decir, con once o diez jugadores detrás del balón en su mitad de campo, con las líneas muy juntas y acumulando jugadores allá donde estuviera el balón y ayudas permanentes. En el momento que recuperaban el balón, salían rápido al contraataque con un envío largo o en conducción.

La Meca de Rivas controló el juego en la totalidad del partido, pero no había manera de penetrar en área rival. Debido a la lentitud en la circulación de balón, La Meca no lograba profundidad en sus acciones, ya que los de Coslada basculaban muy ordenados para tapar esos espacios. Al final era una posesión sin progresión, muriendo las jugadas antes de llegar al área rival. Dado que el pasillo central era intransitable, los laterales comenzaron a subir para buscar la espalda de sus homónimos. En una de esas incursiones, el equipo aprovechó un saque de esquina para marcar el único gol que se marcaría antes del descanso.


La segunda parte cambió por completo, ya que los ripenses dotaron a su juego de posesión de más velocidad, lo que permitió, ahora sí, lograr la ansiada profundidad. En consecuencia, a los tres minutos de la reanudación, el equipo consiguió marcar el segundo gol. A partir de ahí, el equipo dejó fluir las buenas sensaciones hasta conseguir un gol precioso, en el que llegaron a participar siete jugadores por el perfil izquierdo, acabando en Samuel, solo lo en la frontal dentro del área. En vez de tirar, le dejó el balón a Román, que desde segunda línea en carrera la cruzó para hacer el cuarto gol.


“Me gusta la paciencia y la tranquilidad que tiene el equipo, ya que es muy difícil de ver en estas edades”, indicó Héctor Benito. “La cooperación y generosidad permite que se puedan presenciar jugadas como la que hemos visto hoy donde, al final, hace que disfrutemos todos, pero también quiero destacar la competitividad mostrada hasta el último minuto, sin aflojar ni un ápice los esfuerzos, ya que ese carácter competitivo se entrena y no es algo que se dé solo en las grandes citas, sino en el día a día”, remarcó el nuevo entrenador.


89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo