• Área de Psicología

¿Cómo te comunicas en el fútbol?

La comunicación es una cualidad necesaria en la sociedad y cuando queremos expresar algo en un grupo.

En el fútbol, un deporte de equipo, la comunicación es indispensable para poder jugar lo mejor posible. Comunicación es una palabra de origen latino que significa “compartir” o “hacer común”, esto es lo que queremos en el fútbol, compartir con el equipo y con los rivales del deporte que nos gusta. Compartir diferentes puntos de vista tanto en los entrenamientos como en los partidos puede ayudarnos a ver diferentes estrategias y posibles jugadas a desarrollar durante el juego.


En los equipos hay diferentes vías de comunicación: De los entrenadores a los jugadores, de los jugadores a los entrenadores, entre los entrenadores y entre los jugadores. Si hablamos mal a los compañeros, por ejemplo, puede generar tensión en el equipo. Si el entrenador no le comunica al equipo sus errores los jugadores no podrán aprender y mejorar, pero si el entrenador lo comunica de manera agresiva puede ocurrir que los jugadores lo perciban como un ataque. Si un jugador no comunica al entrenador que le gustaría trabajar la velocidad, por ejemplo, el entrenador puede no realizar ejercicios que trabajen esa habilidad al no saber qué es importante para los jugadores o que lo necesitan. El campo debe ser un espacio seguro donde expresar nuestros puntos de vista desde el respeto y que todos los miembros de los equipos puedan aportar su granito de arena.

Ahora que sabemos de la importancia de la comunicación, explicaremos los tipos de comunicación y cuál debemos utilizar:

  • La comunicación pasiva implica no ser capaz de expresar de forma honesta los sentimientos, emociones, pensamientos y opiniones. Su objetivo es evitar conflictos a toda costa. Además, al no comunicar sus opiniones, es difícil que el sujeto cumpla sus propias necesidades. La persona puede sentir que no está siendo tomada en cuenta, pero, en realidad, ella tampoco está expresando correctamente lo que necesita.

  • La comunicación agresiva implica expresarse de forma estricta sin estar abierto al cambio. La persona que impone sus creencias, opiniones o emociones puede desarrollar relaciones insatisfactorias y con mucha tensión. Esta comunicación utiliza ofensas verbales, insultos, amenazas y comentarios humillantes. La persona puede sentir que descarga emociones con esta agresividad, pero aparecerán más emociones negativas por la tensión que genera en el grupo.

  • La comunicación asertiva implica expresar los propios sentimientos, necesidades y derechos sin amenazar los derechos de los demás. La comunicación asertiva implica expresar los sentimientos, emociones, pensamientos y creencias a diferencia de la comunicación pasiva, y expresarlos de manera no agresiva, a diferencia de la comunicación agresiva.

La asertividad es la capacidad de hacer valer nuestros derechos diciendo claramente lo que sentimos y pensamos de forma directa respetando a las otras personas. Además, debemos analizar la situación y entender cuándo, cómo y dónde decir las cosas para que la comunicación sea la acertada.


Y tú, ¿cómo te comunicas? ¿Crees que puedes cambiar tu estilo de comunicación? ¿Cómo se comunican tus compañeros? ¿Y tu entrenador? ¿Cómo te gustaría que sea la comunicación en tu equipo? El fútbol es parte de todos, debemos cuidar el ambiente en el que lo disfrutamos y para ello utilizaremos la comunicación.


Por Paula Ortega Pérez


38 visualizaciones0 comentarios