• Área de Comunicación

¿Eres adicto a las nuevas tecnologías?

Álvaro Ruiz explica en este artículo qué es la adicción a las nuevas tecnologías y cómo reducir el uso excesivo de los dispositivos electrónicos.

Las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta muy útil en los últimos años, puesto que desde que se inventaron los primeros ordenadores, que eran bastante grandes, la vida del ser humano se hizo más sencilla. De hecho, en la actualidad, hasta un dispositivo móvil de tamaño relativamente pequeño puede ser una piedra angular sobre la que se mantiene toda nuestra rutina: desde que nos despertamos (uso del teléfono como despertador), cuando trabajamos (a nivel deportivo muchos entrenadores utilizan las tecnologías para analizar a sus rivales), en el tiempo de ocio (cuando leemos, o salimos a dar un paseo con nuestro reloj de última tecnología que nos anima a dar esos 10.000 pasos diarios), o, cuando vemos alguna serie. Ahora antes de continuar les planteo una pregunta, ¿pueden prescindir de las tecnologías un día entero, excluyendo el mundo laboral? En caso de que no pueda o lo haya intentado, os sentiréis familiarizados con las siguientes líneas.


Concepto de adicción


Las adicciones son determinadas sustancias o conductas que producen cambios en nuestro organismo, en nuestra forma de pensar y en la de actuar. Las consecuencias de ser adicto a algo nos afecta a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y al ámbito laboral.


El proceso adictivo consta de tres escalones: el uso (consumo sin consecuencias), el abuso (primeras consecuencias) y la dependencia (necesidad de consumo para el bienestar). Si hay fumadores leyendo este artículo, lo más seguro es que comenzaran a fumar cuando salían de fiesta de vez en cuando, poco a poco cada vez que sales de fiesta fumas, cuando te quieres dar cuenta el placer de fumar se traslada a otros ámbitos y finalmente fumas para aliviar la ansiedad que te produce no fumar, no por placer solo para terminar con esa ansiedad ¿Os han entrado ganas de fumar tras leer este párrafo?


¿Por qué suceden?


Las adicciones ocurren por el reforzamiento (respuesta de cualquier tipo hacia el acto realizado). Este refuerzo puede ser social, por ejemplo, cuando le das un premio a tu mascota por hacer algo bien o cuando juegas a un videojuego y finalizas con éxito un nivel. Sin embargo, el principal causante de que repitamos aquello que nos satisface está en nuestra cabeza y se llama circuito de recompensa.


El circuito de recompensa es un mecanismo primitivo, por lo tanto lo compartimos con muchos animales, y su finalidad es la supervivencia y el placer. Haciendo enfásis en las adicciones comportamentales (entre las que se encuentra la adicción a las nuevas tecnologías) voy a plantear el ejemplo con la adicción al sexo. La reproducción y no las cigüeñas que vienen de París han conseguido que yo escriba esto y que vosotros lo estéis leyendo ahora; hasta ahí es adaptativo, bueno y saludable, pero en el momento que este comportamiento hace: que no vayas a trabajar, que no te relaciones con otras personas y que la ausencia prolongada os provoque ansiedad, la conducta estará tan reforzada que sería considerada como una adicción.


Adicciones a las nuevas tecnologías


Las nuevas tecnologías actúan en el circuito de recompensa, abusan de él, dañan a uno mismo y al entorno que le rodea, generan dependencia y nos modifican nuestra forma de pensar y nuestra forma de actuar. También genera cierta tolerancia (podemos tirarnos una tarde entera viendo series), si se agota la batería del móvil o no juega suficiente a la consola vuestro hijo puede estar malhumorado por no realizar estas actividades y consigue provocar una serie de acciones similares a cuando un fumador/a lleva tiempo sin consumir. Esta sensación es consecuencia de la abstinencia.


Tips para solucionar el uso excesivo de dispositivos electrónicos

  • Predicar con el ejemplo: ¿no os resultaría un poco hipócrita y poco válido que una persona que fuma os dijera que dejarais de hacerlo? Pues en el caso de las tecnologías es similar.

  • Hacer comidas en familia sin el móvil ni tecnologías

  • Dedicar tiempo de ocio conjunto ya sea con o sin tecnologías ( ver una película en familia)

  • Fomentar el uso correcto y explicárselo a los niños (internet tiene cosas muy buenas también)

  • Establecer normas y límites consensuados

Por Álvaro Ruiz

Instagram @alvaropsicodeporte


Bibliografía

Iglesias, E. B., Tomás, M. C., Horcajadas, F. A., Sorribas, C. B., Barreiro, J. B., Castillo, I. I., ... & Martínez, Á. P. (2013). Manual de adicciones.


26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo