• Área de Psicología

Una introducción a la psicología positiva y su aplicación en el ámbito deportivo

El otro día estaba realizando mis prácticas con el equipo de fútbol y me tenía que presentar, así que decidí dejar hablar a los integrantes de ese equipo para saber el conocimiento de la figura del psicólogo que ellos tenían.


Me dijeron cosas muy interesantes como: escuchar, ayudar o consolar. Tras esta última palabra intervine con otra pregunta. “¿Pero vosotros estáis tristes? A esta cuestión respondieron con caras de asombro y risas, en ese momento decidí que escribiría un artículo sobre la psicología positiva.


Introducción a la psicología positiva y sus conceptos


La psicología positiva es un cambio de paradigma pues no pone el foco en la sanación y el alivio, que es muy distinto a pensar que la psicología positiva no te permite estar triste, tampoco la han inventado de la nada ni elimina otras ramas de la psicología. De hecho, la teoría cognitivo conductual y esta disciplina se retroalimentan. Blanco la define como “El estudio científico, sistemático y riguroso de aquellos procesos biológicos, emocionales, cognitivos, sociales y/o conductuales que originan, mantienen o favorecen el bienestar y el desarrollo humano, así como el desarrollo de intervenciones psicológicas destinadas a promoverlo” (Blanco,2020).


Relacionado con el mito de que la psicología positiva no te permite estar triste, me gustaría explicar de forma breve que las emociones, como la tristeza, no son ni buenas ni malas, son adaptativas y se clasifican en placenteras o desagradables. Un ejemplo sencillo es la emoción del miedo, tener miedo no es agradable, pero si no tienes miedo al león en la selva no vas a huir de él.


La zona de flujo es un concepto explicado por Buceta donde revela que si existe motivación hacia la tarea habrá disfrute, aunque los deportistas estén al límite.

Tras esta breve introducción y conceptualización de la psicología positiva voy a exponer los factores o técnicas más interesantes y extrapolables al ámbito deportivo y el rendimiento.


¿Cuál es el proceso de aceptación?, ¿Por qué es importante en el deporte?


Como primera herramienta voy a explicar la necesidad de realizar procesos de aceptación. Este concepto se usa en la terapia de aceptación y compromiso. La importancia de la aceptación en el deporte es muy elevada, pues es muy complicado mantenerse invicto durante una temporada, así que la aceptación de la derrota de forma correcta - pensando por qué ha tenido lugar, entendiendo la derrota como una posibilidad, y no evitar ese pensamiento - dota a los deportistas de la capacidad de conocerse a sí mismos, aceptarse, hacer autocrítica y eso les lleva a superarse.


El proceso de aceptación exige tomarse un momento para pensar en lo sucedido, y la siguiente dinámica conocida como el saboreo en esta rama también lo requiere. En este caso el tiempo va destinado a la propia persona y el objetivo es prestar atención plena a la actividad en concreto, esto puede ser aplicable al propio momento de la práctica deportiva a nivel amateur como medio para apartar los pensamientos durante un tiempo o, en el caso de la alta competición, para desconectar después de un entrenamiento o partido.


Las fortalezas concepto y aplicación al rendimiento


Las fortalezas son “un conjunto de diferencias individuales (fortalezas diferentes que las personas poseen en diferentes grados), que se observan a través de los pensamientos, sentimientos y conductas de las personas, que son (hasta cierto punto) modificables, son cuantificables y pueden variar dependiendo de influencias próximas y remotas.” (Blanco, 2020). La finalidad de las fortalezas a nivel individual es una herramienta que nos ayuda a conocernos y, cuánto más se conoce uno a sí mismo, mayor rendimiento, pero a su vez dota al entrenador de una visión clara de cuáles son las fortalezas y debilidades de sus jugadores.


Psicología positiva y clima grupal del equipo


Otra dinámica se llama la carta de gratitud y consiste en una meditación y posterior redacción de una carta donde se le agradezca algo a alguien. En el ámbito deportivo puede usarse para aumentar la cohesión entre el entrenador y sus jugadores. Para terminar con las dinámicas propongo una muy sencilla y que sirve para fomentar el buen trato entre compañeros, para ello se sitúan en círculo y cada persona tiene que decir algo positivo del de al lado.


Referencias bibliográficas


Zegarra, V. V. (2004). Psicología Positiva, Zona de Flujo positivo, Seguridad y Compañía. Liberabit, (10), 89-95.


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo