• Área de Comunicación

Infantil Masculino A 1 – 4 Fundación Rayo Vallecano B

El equipo se vio arrollado en los primeros quince minutos del encuentro y sin fuerzas ni capacidad de maniobra en la segunda mitad.

Tercer partido amistoso de la pretemporada contra un rival que disputa su competición una categoría por encima de la de nuestro Infantil A. La Fundación del Rayo Vallecano jugó su partido con un claro 1-4-2-3-1 con un doble pivote de contención que abastecía a sus jugadores en banda y a su delantero con balones al espacio, siendo éstos últimos mucho más rápidos que nuestros jugadores. Su mediapunta, siempre bien colocado, buscaba los espacios y complicaba en gran medida la salida de balón. Además, contaban con laterales profundos y también veloces con gran capacidad de conducción.

Aun así, la primera ocasión clara nada más empezar el partido corrió a cargo de La Meca, pero el portero franjirrojo acabó blocando. Acto seguido, sería el Rayo quién se adelantó en el marcador. A raíz de aquello, el respetable asistió a un monólogo rival: todas sus llegadas al área eran ocasiones manifiestas de gol. Dos errores en el pase provocaron el 0-2 y un penalti, aunque éste fue atajado por Eduardo.

La Meca no reaccionaba, pero tres cambios y un arreón de orgullo provocaron que el equipo empezara a llegar al área visitante con ocasiones claras: un defensor del Rayo sacó el balón en la línea, posteriormente un remate se estrelló en el palo tras superar al portero, un uno contra uno que resuelve muy bien el guardameta y un gol tras una falta directa. Era merecido el empate, pero la pelota no quiso entrar. Tras el descanso y con la fatiga haciendo mella en ambos equipos, los visitantes aprovecharon su velocidad individual en conducción para romper las líneas de nuestros chicos. Esas internadas provocaron una sensación de peligro constante en el área local y el Rayo consiguió perforar las mallas dos veces más.

“Hoy nos han bajado al mundo real y han sido superiores en la mayor parte del partido, han sido mejores con balón y sin él, superándonos en todos los duelos e, incluso, en fuerza y agresividad”, valoró Héctor Benito al final del encuentro. “Jugar contra equipos de mayor categoría hace que aparezcan las carencias que en otro tipo de partidos y contra otro tipo de rivales, quizás, no aparecen, así que a partir de comprender qué hemos hecho mal, obtendremos la información necesaria para seguir trabajando, mejorando y puliendo esos detalles para llegar a competir de la mejor manera posible desde la primera jornada ”, añadió.