• Área de Comunicación

Juvenil Femenino 1 - 2 CD FF Olympia Las Rozas

Tras un partido muy disputado, las juveniles de la Meca de Rivas pierden por un gol. Aun así, compitieron hasta el último minuto y la mejora en comparación con la semana anterior es evidente.

Tras una semana intensa de trabajo corrigiendo los errores de la anterior, con un planteamiento adaptado al rival, el equipo de Rivas venía concentrado y motivado al primer partido en casa, segundo de la liga Preferente. El rival, el Olympia Rozas, es un club con renombre en Madrid y con una buena infraestructura. Además, sus juveniles son un equipo que juega bien entre líneas, con una defensa que sale muy bien desde atrás, a parte de ser un equipo físicamente fuerte y que ya lleva varios años en esta liga.


Sin dejarse intimidar por las circunstancias nombradas anteriormente, nuestras chicas salían con muchas ganas en un partido muy intenso con muchos balones divididos en la primera parte. “Hoy he visto a un equipo muy intenso y luchador desde el primer minuto”, decía Sergio Román, entrenador de La Meca, tras las sensaciones agridulces del pasado sábado noche.

Proponiendo un vistoso fútbol saliendo desde atrás, tuvieron alguna dificultad conectando entre líneas para pasar del segundo al último tercio. Tras 31 minutos de partido, La Meca se adelantaba tras un balón largo de Morán al espacio buscando el desmarque de Andrea, que ganó el balón dividido contra la portera rival y empujaba el balón a portería vacía. Tras este gol, la Meca estuvo fuerte en defensa e intentó proponer su fútbol de combinación. En una de estas jugadas, una precipitación acompañada de un balón arriesgado, provocaba un robo de las juveniles de Las Rozas, que igualaban el marcador poco antes del descanso. “Esta manera de jugar conlleva riesgos, y es normal, que de vez en cuando, ocurran fallos, aunque la novedad en relación al año pasado es que en esta liga estos desfases no se perdonan”, afirmaba Sergio.


Tras el descanso, el partido se tensó mucho. Aún más balones divididos, faltas, decisiones arbitrales muy discutidas por el público y los entrenadores de ambos equipos, gestos feos, lesiones. Desgraciadamente, a partir de estas situaciones, predominaron los balones largos y el número de ocasiones languideció. Sin embargo, hacia la mitad de la segunda parte, el Olympia se adelantaba en el marcador y metía el 2-1 que supondría el resultado final. Las chicas de la Meca no se dejaron amedrentar y siguieron peleando y haciendo todo lo posible por darle la vuelta al resultado, y aunque estuvieron muy cerca, no lo consiguieron.

“Quiero valorar el esfuerzo de las chicas hoy, puesto que han trabajado mucho, se lo han dejado todo y he visto cosas que dejan sensaciones muy positivas, lo que, a veces, es más importante que un resultado a favor o en contra”, aseguraba Sergio, muy tranquilo tras el pitido final.