top of page
  • Área de Comunicación

Adepo Palomeras A 6 - 1 Alevín F7 B

El partido comenzó con mucha expectación, contra un equipo en lo alto de la clasificación al que La Meca salió a competir de tú a tú.

Así se vio durante los primeros 20 minutos, sin un claro dueño del control del partido. En este minuto, La Meca encajó el primer gol y, casi terminando la primera parte, el 2-0. El Adepo confirmó así que no iba a ser fácil consolidar la victoria.


Durante los primeros diez minutos de la segunda parte, los locales se impusieron poco. Algunos de los futbolistas ripenses salieron magullados de faltas y duelos donde todavía tienen que ir cogiendo experiencia y contundencia. El equipo rival comenzó a mostrar más oficio y marcó tres goles en los minutos 40, 44 y 48, gracias a varias jugadas individuales que están comenzando a pensar en nuestras finales, puesto que los equipos se acaban imponiendo por esas jugadas individuales en lugar de por asociaciones grupales.


En el minuto 50, una jugada por la derecha de Asier acabó en un centro al área que Pardo en primera instancia no pudo marcar, pero que, gracias a la lucha e insistencia de Hugo luchando por el balón con portero y defensas, sí lo logró en el segundo intento tras salir el balón rebotado. Un minuto después, el Adepo enfrió los ánimos ripenses al marcar el ya definitivo 6-1.


“Aunque intento siempre al inicio de partido que los jugadores se centren en su juego de equipo, me doy cuenta de que ellos mismos ya vienen con la información de con quién jugamos, de si han metido tantos goles y de mirar si son más grandes que ellos”, explicó Julián Merino al final del partido. “Durante el encuentro, se demostró que estamos por el buen camino y que para ganarnos han de esforzarse los rivales, eso me gusta porque los chicos están comprometidos y con la ilusión necesaria para ser mejores cada día”, añadió el

entrenador ripense.


Comments


bottom of page