• Área de Comunicación

Infantil Masculino B 3 - 0 EF Rivas Vaciamadrid C

Tercera semana de trabajo con el nuevo entrenador, primer partido importante y nueva victoria para el Infantil Masculino B.

La Escuela de Rivas fue el único equipo capaz de quitarles puntos a nuestros chicos en toda la primera vuelta, en aquella quinta jornada del 27 de noviembre. Y no iba a ser menos esta vez; salieron a por todas bien plantados en el campo, presionando y buscando los duelos para conseguir que La Meca de Rivas no estuviera cómoda. La Escuela de Rivas lograba robar el balón cerca del área, pero no materializar las ocasiones que generaban, sobre todo por la banda izquierda. Dos faltas peligrosas que impactaron en el larguero y en la parte posterior de la cruceta, una doble ocasión en la que Edu intervino con una parada de gran calibre y su rechace que, en otro tiro subsiguiente, impacta en el poste.

Y, cuando peor lo tenían los locales, llegó la ocasión de La Meca: una de las pocas salidas de balón que no acabaron en pérdida desembocó en un un balón largo a la espalda de la línea de tres defensas. David ganó la posición, fintó al portero y al defensa rival y marcó el primer gol del día. Doce minutos después, en otra situación muy parecida a la anterior, Román consigue hacer una vaselina por encima del portero tras un rechace del guardameta.

Ese gol fue un mazazo para los visitantes que vieron como tres minutos antes del descanso encajaron el tercer y definitivo gol con el que se acabaría el partido. En una falta que iba a ser centrada, el lanzador sorprendió sacando en corto. Costa se dio la vuelta en el área y tiró a puerta. El defensa rival despejó mal, dejando el balón muerto en el punto de penalti, el cual Román cruzó sin dudarlo.

La segunda parte fue diferente, La Meca controló mejor el partido y ya no sufrió tanto. La Escuela de Rivas tiró la toalla y ya no lograba atacar con peligro, pese a que adelantó sus líneas. La Meca aprovechó esos espacios para crear ocasiones al contraataque, pero no materializó las ocasiones.


“Lo que mejor prepara para las situaciones de dificultad que aparecen en los partidos es tener un equipo que logre sufrir en conjunto, algo nada fácil, pero es en esos momentos de flaqueza donde de verdad se sabe si se entrena a un auténtico equipo o a un grupo de jugadores y la respuesta es clara en este caso”, concluyó Héctor Benito.


77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo