• Área de Psicología

La escuela de valores de La Meca de Rivas

¿Es cierto que los psicólogos deportivos solo trabajan con deportistas de élite? La respuesta es clara: no, puesto que es posible trabajar con deportistas de cualquier nivel y edad y no necesariamente por un problema, sino principalmente con el objetivo de mejorar su rendimiento.

Así pues, una vez al mes, el equipo de Psicólogos de UPAD y la Meca de Rivas organiza “La Escuela de Valores”, en la cual los jugadores de las categorías prebenjamín y benjamín, que tienen entre 6 y 9 años, se centran en desarrollar una serie de valores, como, por ejemplo, el respeto, el compañerismo, el esfuerzo o la honestidad.


¿Cómo trabaja el área de psicología con los más pequeños del club?


Los dos valores trabajados durante el mes de marzo fueron la constancia y el compromiso, dos valores esenciales para conseguir objetivos en cualquier ámbito de nuestra vida, ya sea a nivel deportivo, laboral o personal. “Consideramos fundamental que los deportistas se comprometan y muestren lealtad con respecto a los objetivos que se proponen, de tal forma que, a pesar de las dificultades que surgen de forma inevitable en el proceso, perseveren en el camino y no se den por vencidos”, indica Lucía Gili, psicóloga en prácticas del club.


“En los deportes de equipo como el fútbol es importante que cada jugador se comprometa con el resto de jugadores del equipo, con el entrenador y con el club, siendo de vital importancia la asistencia continuada a los entrenamientos y a los partidos para conseguir una buena coordinación y comunicación en el equipo de cara a conseguir sus objetivos deportivos”, explica Javier Rodríguez, director deportivo del club.


Para iniciar a los chicos y a las chicas, los psicólogos les explican qué valores van a trabajar ese día y fomentan la participación de los futbolistas de forma que cuenten sus experiencias, que pongan ejemplos de cuándo han puesto en marcha dichos valores y por qué creen que son importantes tanto en el fútbol como fuera de él.


“A continuación, llega la parte que más disfrutan y con la que más aprenden los más pequeños, puesto que las palabras compromiso y constancia pueden sonar extrañas y aburridas, por lo que como grandes deportistas que son, el juego y la actividad física se convierten en los mejores aliados para trabajar los valores”, explica Lucía Gili. “Por ejemplo, jugamos al juego infantil “Tulipán”, en el que un jugador intenta tocar al resto y el resto tratan de esquivar. Cuando uno de ellos se ve acosado, pronuncia la palabra “Tuli” y se coloca con las piernas abiertas de forma que no puede ser tocado y, para volver a moverse, necesita que un compañero pase por debajo de sus piernas un balón de fútbol, de forma que no es capaz de continuar jugando si el resto de sus compañeros no se compromete a ayudarle.


La Meca y UPAD: un objetivo conjunto


“Desde La Meca y desde UPAD apostamos por inculcar a través del deporte y la actividad física varios valores desde edades tempranas de forma que se consoliden como hábitos de vida, como principios que guíen nuestros comportamientos y nuestras decisiones y, en conclusión, nos hacen mejores personas”, concluyó Fernando Callejo, responsable del área de psicología de La Meca de Rivas y cofundador de UPAD.


22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo